Natalia está harta de que sus amigas traten de buscarle un novio, y de que solo hablen de chicos, y de que sus padres estén siempre de viaje. Encima, un chico de la pandilla que a ella no le gusta nada no deja de acosarla y no sabe cómo quitárselo de encima. Esa ansiedad le hace comer cada vez más chucherías y verse más gorda; hasta el punto de obsesionarse con su cuerpo y dejar las clases de ballet sin que se enteren sus padres. Pero sus problemas empiezan a resolverse cuando se apunta a una ONG.

Otros libros

Pupi y Pompita en las cuevas del Drach
Pupi y sus ideas
 Pupi al rescate
Pupi y Pompita en el circo
Pupi y Lila juegan al escondite
El cumpelaños de Pupi
Pupi y los fantasmas
Pupiatlas de España
Pupi y el misterio de la televisión
Pupi va a la peluquería
Diario de Pupi
PUPI Y POMPITA SUPERHÉROES
Pupi se da un baño muy accidentado
Juega a las cartas con Pupi y sus amigos
Pupi tiene una hermanita
¡ATENCIÓN! ESTE SITIO USA COOKIES Y TECNOLOGÍAS SIMILARES. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.